Etiqueta: Stma Trinidad

El Espíritu Santo.

¿Cómo conocer al Espíritu Santo? Pbro. Luis Toro. ¿Cómo quedar llenos del Espíritu Santo? Pbro. Luis Toro. Lo que no sabes del Espíritu Santo. Pbro. Luis Toro. ¿Quién es el Espíritu Santo? Católico soy El Espíritu Santo. Pbro. Ernesto María Caro ¿Quién es el Espíritu Santo? Pbro. Pedro Núñez ¿Cómo escuchar al Espíritu Santo? Pbro.

4 argumentos para defensa de la fe católica

Liturgia< 📖>Apologética De la Liturgia de la Palabra. V Semana de Pascua. 30 de Abril de 2018 Comentario: La Liturgia de hoy viene cargada de tesoros que revelan la Iglesia y la fe verdadera: 1⃣ ¿Serán ídolos las imágenes cristianas? Sólo un ciego o un adversario de Dios se atrevería a decirle ídolo o otro

El Espíritu Santo es Dios.

Pbro. Héctor Pernía, mfc Hay hermanos que caminan en tinieblas negando la divinidad del Espíritu Santo, (54) … y afirman que es sólo una fuerza proveniente de la divinidad. He aquí el camino a la luz: Cristo bautiza, y manda a bautizar en el Espíritu Santo, porque en el Espíritu Santo reside también la plenitud

Cristo es Dios; no es un ángel o un mero profeta

Pbro. Héctor Pernía, mfc Ten esto presente cuando estés ante algún Testigo de Jehová y auxíliale en la fe. (53) Refiriéndose a Jesucristo, el profeta Isaías anunció: “Se dirá aquel día: Ahí tenéis a nuestro Dios: esperamos que nos salve; éste es Yahveh” (Is 25,9). Jesucristo es el “YO SOY”. El mismo que le habló a

La Santísima Trinidad en la Iglesia primitiva

Pbro. Héctor Pernía, mfc Espíritu Santo: Paráclito de la Iglesia Primitiva. (52) Los Testigos de Jehová no saben que sus líderes están errados cuando les dicen que la doctrina de la Santísima Trinidad fue inventada por el emperador Constantino e impuesta a los Obispos en el Concilio de Nicea realizado en el año 325 d. C.

Santísima Trinidad: tres personas distintas; un sólo Dios.

Pbro. Héctor Pernía, mfc Tres personas no son igual a tres dioses. (49) Es un solo Dios porque cada uno está y permanece en el otro; así como la raíz está unida al tronco y éste a las ramas, y viceversa; los tres son una misma planta, un todo (cf. Jn 8,19; 14,20; 17,10). Jesucristo reveló